Recorridos y Limites: Transformando el Patio

Proyecto Educativo presentado en Ludantia, I Bienal Internacional de Educación en Arquitectura para la Infancia y la Juventud.

Realizado en colaboración con Candela G. Cartes, psicóloga, guía Montessori y divulgadora educativa en Asteroide 37.

El proyecto se plantea como una reflexión sobre el espacio exterior de la escuela con el objetivo de establecer criterios para proponer nuevos lugares para el juego y para explorar y descubrir nuevas posibilidades de aprendizaje de este espacio.

Estamos en la escuela Infantil Montessori Village Boadilla del Monte en Madrid y trabajamos en colaboración con las guías (maestras) para elaborar la metodología que emplearemos en esta actuación para que el proyecto funcione en armonía desde un punto de vista educativo así como desde la intervención artística. La prioridad no era que la acción que realizamos se adaptara en su totalidad a la filosofía Montessori, pero nos interesaba que reflejara y recogiera varias de las ideas fundamentales de este método pedagógico.

Como punto de partida pusimos en común varias ideas de la metodología Montessori que servirían como hilo conductor y punto de encuentro con la actividad a realizar:

  • Los niños aprenden a través del juego.
  • El aprendizaje es un proceso que se adquiere a través de las experiencias vividas en el entorno, por lo que los espacios ofrecen un ambiente atractivo que despierte en el niño el deseo por explorar y que les hagan sentir seguros.
  • Los materiales y los espacios deberían motivar al niño a trabajar e investigar de manera autónoma y ayudarles a que aprendan por sí mismos, sin demasiada intervención adulta.
  • Los espacios permiten la libertad de movimiento de los niños y están adaptados a sus necesidades y desarrollo.
  • Los niños son los que marcan el ritmo en las actividades que realizan.

La importancia de la configuración de los espacios como parte del proceso de aprendizaje en la metodología Montessori se relaciona a la perfección con el espacio y la forma, ambos conceptos fundamentales en la arquitectura.

Empezamos analizando el lugar y observando sus condicionantes: dimensiones, distribución, materiales y orientación; así como las edades de los usuarios. Recogemos las observaciones de las guías de la escuela en cuanto al comportamiento de los niños en el patio antes de la intervención. El espacio existente apenas cuenta con elementos de juego para los pequeños y es un espacio diáfano con muchas posibilidades para la actividad que queremos hacer.

Entendemos en este contexto a la arquitectura como vehículo para el aprendizaje y por tanto las actuaciones que se propongan pretenden experimentar diferentes formas de aprendizaje en un espacio de la mano de un método educativo concreto. Queremos reflexionar sobre los espacios abiertos de la escuela, experimentar el espacio del patio y observar nuevas formas de aprender desde una mirada arquitectónica.

La propuesta formulada es transformar el espacio exterior de la escuela mediante actuaciones puntuales que modifiquen las pautas habituales de juego y den a los niños la posibilidad de experimentar el lugar que ya conocen de forma distinta. Estas actuaciones ofrecerán a los niños oportunidades para que el aprendizaje surja de las experiencias vividas en esos nuevos espacios. Creamos así lugares que despierten la necesidad de explorar y experimentar el entorno. La arquitectura, para esta propuesta, nos lleva a su razón de ser: la creación de espacios. Hablamos de espacios de experimentación, de refugio, de lugares de juego. Construiremos límites para incitar a nuevas trayectorias, a nuevas opciones de recorrer el patio. Delineamos nuevos obstáculos que conformen el espacio existente con otros códigos que lleven a crear nuevas posibilidades. Ofreceremos materiales y objetos que no estaban previamente, que desarrollen las potencialidades del niño, que lo motiven a investigar por su cuenta y a aprender por si mismos.

REALIZACION DEL PROYECTO:

1. Laberinto de telas: Cambiando Límites.

En esta zona creamos límites verticales con materiales ligeros para fomentar recorridos. La idea era hacer barreras visuales que llamaran al tránsito pero que a la vez fueran permeables al paso de los niños, creando un ambiente flexible, que dejara margen para el juego libre y espontáneo, marcado por el interés del niño. Instalamos cuerdas entrecruzadas y, a modo de láminas, colgamos telas y plásticos de diferentes colores y texturas. Cubrimos también parte en horizontal con telas y plásticos de colores, creando una cubierta efímera que filtraba la luz del sol. Buscábamos un lugar de continuo movimiento, de escondite, de exploración sensorial visual y táctil, de encuentro, para propiciar interacciones sociales, de juego y diversión.

2. Túneles: desaparecemos, volvemos a aparecer.

Construimos una serie de túneles conectados teniendo en cuenta el desarrollo y las capacidades de los niños, para que pudieran meterse dentro y explorar, recorrerlos a su antojo y que ellos mismos pudieran marcar el ritmo al realizar la actividad. Usamos cajas de cartón de tamaño mediano para que tuvieran una medida adecuada para ellos. La instalación constaba de cuatro entradas/salidas que invitaba a crear trayectos simultáneos en su interior, para aumentar así las posibilidades de juego e interacción. El espacio permitía la libertad de movimientos y el aprendizaje dirigido por el interés del niño.

3. Refugios: estoy dentro de casa.

Utilizamos dos cajas grandes de cartón para hacer lugares de cobijo adecuados a sus habilidades, en los que los niños pudieran explorar en base a su curiosidad y su movilidad. Instalamos una en posición vertical, con una abertura de su tamaño para que pudieran entrar de pie. La otra, más pequeña, se instaló de manera que tenían que agacharse para entrar. Los refugios tenían suelo, paredes y techo: una vez dentro la sensación era de estar en un espacio diferenciado, ya no estás al exterior y te sientes seguro y protegido. Era importante ofrecerles rincones que les permitieran explorar, detenerse y sentirse tranquilos.

4. Bloques y burbujas: construimos, derribamos, aplastamos.

Preparamos cajas de cartón cerradas de diferentes medidas, como si fueran bloques para construir y jugar. Los tamaños se pensaron para que fueran apropiados a los niños, que pudieran agarrarlas, las movieran y las apilaran como quisieran, facilitando la independencia de los pequeños. También dispusimos plásticos de embalar de burbujas en lugares distintos del patio para que los agarraran, tocaran, apretaran y arrugaran como quisieran. Estos elementos invitaban a la exploración sensorial y también arquitectónica, permitiendo que experimentaran con la forma, el tipo de material y su resistencia mientras jugaban.

CONCLUSIONES: “Menos es más”

La experiencia de aprendizaje se diseñó para funcionar en ambas direcciones: los niños aprenden jugando mientras nosotros aprendemos de ellos y de lo que sucede en el patio. Los niños fueron protagonistas del espacio transformado en todo momento, las educadoras y la arquitecta estuvieron acompañando y observando a los pequeños explorar estos nuevos lugares revelándonos lo que sus habilidades les permiten hacer y también qué les interesaba.

Uno de los aspectos acertados de la propuesta fue la simplificación en espacios de juego y en materiales utilizados. Las opciones eran múltiples para los niños, los materiales y elementos construidos muy versátiles, invitando a idear infinitos escenarios y formas de juego. Esto ha supuesto una ventaja, especialmente trabajando con edades tempranas. Ha resultado una actividad fácil de instalar y de adaptar al espacio existente, por lo que será sencillo replicarla en otro lugar.

El espacio estaba diseñado para niños de todos los niveles de desarrollo de la escuela: caminantes y no caminantes. Los más pequeños se movieron por los túneles y trabajaron más con los bloques y plásticos; observamos que para ellos fue una interacción más sensorial. Los mayores se movieron por todo el espacio, desarrollando el juego en grupo y simbólico.

SaveSave

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s